iPhone X, AirPods 1 y HomePod 1, nuevos dispositivos vintage Apple

En el periodo de tiempo que va desde finales de 2016 hasta principios de 2018, Apple anunció y puso a la venta tres dispositivos que marcaron la historia de la compañía. El 20 de diciembre de 2016 llegaban a las tiendas y proveedores autorizados los AirPods de 1ª generación, unos auriculares Bluetooth totalmente inalámbricos con los que los usuarios no tenían problemas de compatibilidad con el iPhone 7, el cual prescindió del jack de 3,5 mm, una decisión muy polémica.

El 3 de noviembre de 2017 se comercializaba por fin el iPhone X, el icónico smartphone de Apple que carecía de botón de inicio físico con Touch ID y casi bordes para dar la bienvenida al frontal casi todo pantalla y al sensor de reconocimiento facial Face ID, que nos sigue acompañando a día de hoy en casi todos los teléfonos y tabletas de la marca.

Por último, la compañía añadía el 9 de febrero de 2018 a su catálogo para posterior venta el HomePod original, su primer altavoz “inteligente” con una calidad de sonido sorprendente y un diseño cuidado, propio de la marca, que aprovechaba las capacidades del asistente de voz Siri para que los usuarios pudieran reproducir canciones desde Apple Music con la voz o controlar dispositivos domóticos compatibles con Apple HomeKit, entre otras cosas.

¿Qué tienen en común estos dispositivos? Que Apple los ha añadido a su lista de dispositivos vintage.

Qué son los productos vintage de Apple

Apple pone a disposición de los usuarios a través de su sitio web una lista que contiene todos los dispositivos vintage hasta la fecha. Según la marca, “Los productos son considerados vintage cuando Apple ha dejado de distribuirlos para su venta durante más de cinco y menos de siete años“.

Cuando un producto entra a formar parte de la lista de dispositivos vintage de Apple, la compañía continúa ofreciendo la posibilidad de repararlos a través de su red de tiendas Apple Store y proveedores autorizados durante dos años más, aunque no se garantiza del todo pues depende de la disponibilidad de las piezas.

Tras un tiempo como dispositivos vintage, pasan a clasificarse como “obsoletos”. Según Apple, los productos se convierten en “obsoletos” cuando han pasado siete años desde la última vez que se distribuyeron para su venta, y ya no se ofrecen reparaciones ni otro tipo de soporte relacionado con el hardware.

Imagen | Capturas de dispositivos de Apple para fotomontaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *